Descubrieron planetas similares a la Tierra

Científicos descubrieron siete planetas similares a la Tierra en cuanto a tamaños y masas. En tres de ellos, la vida podría ser posible.

En un reporte publicado en Nature, se explica que en estos tres planetas tienen temperaturas de equilibrio suficientemente bajos para hacer posible la presencia de agua líquida en sus superficies.

TRAPPIST-1 es un cuerpo celeste pequeño y tenue en la constelación de Acuario. Está ubicada a 40 años luz de la Tierra. Es el que tiene mayor potencial para ser habitable, ya que tiene un tamaño similar al de la Tierra y recibe aproximadamente la misma luz.

El TRAPPIST-1 F, que tiene una órbita de 9 días, es el planeta que tendría más agua de los tres; y el TRAPPIST-1 G, el más lejano a la estrella TRAPPIST-1, es 30 por ciento más grande que la Tierra y recibe aproximadamente la misma luz que Marte en el Sistema Solar.

Es la primera vez que los astrónomos detectan tantos planetas con características terrestres orbitando una estrella solitaria.

Los investigadores dijeron que la proximidad del sistema, combinado con el tamaño de los planetas comparados con la estrella, lo hacen un buen objetivo para próximos estudios. Esperan poder estudiar las atmósferas de los planetas por posibles señales químicas de vida.

“Creo que hemos dado un paso crucial hacia saber si hay vida ahí afuera”, dijo el astrónomo Amaury Triaud, de la Universidad de Cambridge, a periodistas en una conferencia telefónica.

Debido a que TRAPPIST-1 es tan pequeña y fría, la llamada “zona habitable” es muy cercana a la estrella. Tres planetas están ubicados en un punto como para tener agua líquida, dijo el investigador principal Michael Gillon, de la Universidad de Lieja en Bélgica. “Forman un sistema muy compacto”, explicó. “Podrían tener algo de agua líquida y tal vez vida”.

Pero aunque los planetas no tuvieran vida ahora, ésta podría evolucionar. TRAPPIST-1 tiene al menos 500 millones de años, pero una vida útil de 10 billones de años. El sol, en comparación, está aproximadamente en la mitad de su vida estimada de 10 mil millones de años.

En algunos miles de millones de años más, cuando el sistema solar ya no exista, TRAPPIST-1 aún será una estrella joven, escribió el astrónomo Ignas Snellen, de la Universidad de Leiden en Holanda, en un ensayo relacionado en Nature.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*