Experiential Marketing, una inversión a largo plazo

Además de posicionar a las marcas, brinda aprendizaje acerca de sus consumidores

Por Beatriz Arellano

El aumento del Experiential Marketing en los últimos años ha hecho que el concepto de experiencia sea un tema al que investigadores han mostrado interés, ya que según lo menciona Afuwale: “el marketing experiencial pone a los consumidores frente a frente con la marca […] mueve las cuerdas emocionales de los consumidores, ayudando a aumentar la conciencia y la lealtad hacia un producto”.

Para hacer Experiential Marketing podemos valernos de infinidad de plataformas ―que no necesariamente deben ser costosas― como por ejemplo exposiciones, muestras de productos gratis, actividades en las tiendas, activaciones en avenidas, entre otras formas de actividad. Esta forma de marketing ―a diferencia de los típicos como el de las impresiones y de los anuncios electrónicos― no ven a los consumidores como buscadores únicamente de beneficios y/o características tangibles y objetivas de un producto. La mirada del Experiential Marketing va más bien encaminada a vernos a nosotros los consumidores, como seres emocionales que necesitan de una experiencia genuina y emocional para poder crear conciencia y lealtad a una marca, conectando desde el packaging del producto, el punto de venta y el disfrute del mismo.

El Experiential Marketing es rentable en el sentido de que ayuda a las empresas a reducir costos en gastos de publicidad para el posicionamiento de un producto. También ayuda a posicionar a las empresas con una buena experiencia de aprendizaje acerca de sus consumidores ya que les da la oportunidad de hablar, comunicarse e interactuar con los clientes cara a cara con el fin de conocer sus expectativas, así como también el nivel de satisfacción con un producto o servicio dado.

Que la vida de sus usuarios mejore y que sean felices gracias a sentimientos positivos asociados es el objetivo del Experiential Marketing. Esto crea lealtad que lleva a la repetición de compra obteniendo con ello un beneficio a largo plazo que multiplica el costo de inversión gracias a la repetición de compra subsecuente.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*