¡Por Favor… Un buen Spoke Person!

Cuando hacemos investigación de mercados, constantemente realizamos estudios para evaluar publicidad y “afinar” lo mejor posible los elementos que contienen para crear de esta manera el mayor impacto y engagement en los consumidores. Aunque las recomendaciones hechas no siempre son adoptadas por los clientes, o simplemente hay marcas que no les importa y sacan sus anuncios sin probarlos antes, lo que suele resultar fatal.

En muchos casos, una marca busca un spoke person, o un personaje famoso que sea el representante y voz de su marca, que sea por cierto tiempo o en lo que dura la campaña, la imagen de lo que se quiere trasmitir. Es así como generalmente las marcas se van por la fácil y adoptan a cantantes, actores o futbolistas para que sean quienes le den vida a la campaña que piensan lanzar.

Sabemos que utilizar a personajes famosos siempre será un gran riesgo ya que no sabemos en qué momento van a “meter la pata” o cometer un error que puede afectar seriamente a la imagen de la marca, como en el caso de los futbolistas, que siempre serán una apuesta muy mala: pueden lesionarse, tener una baja de juego o simplemente desaparecer como ha sucedido con tantos, dejando a la marca con mucho dinero invertido, poca relevancia y con la tarea de comenzar de nuevo una campaña desde cero.

Es entonces cuando se vuelve de verdad complicado escoger a una persona que sea la voz y la imagen de la marca, porque siempre se busca “asegurar” que sea alguien que este triunfando en el momento, o que por lo menos esté figurando constantemente. También recientemente las marcas se han arriesgado por utilizar y patrocinar a influencers o You Tubers famosos, para que sean quienes hagan publicidad a sus marcas o sus productos, siendo esta una puesta aún más arriesgada, ya que no sabemos cuánto tiempo este personaje va a ser famoso o si va a caer mal en algún momento. Otro factor es si les importa poco lo que anuncian,  o no son fieles y lo hacen simplemente porque sí.

De pronto, y como he mencionado en columnas anteriores, vemos a marcas que realmente toman riesgos y se aventuran en tratar de hacer algo novedoso, innovador, interesante y divertido, saliéndose del script tradicional, buscando a personajes fuera de lo común o que simplemente no tienen aparentemente nada que ver con su marca, que tal vez no están de moda, pero son reconocidos y recordados.

Vemos entonces el ejemplo de Doritos, una marca que está haciendo bien las cosas, creando publicidad y experiencias de marca interesantes ahora con su anuncio con Walter Mercado, el cual de verdad es un excelente ejemplo de lo que es tomar riesgos bien pensados, creando una situación bastante divertida que sin duda generará una recordación alta y un buen impacto entre los consumidores que aunque no lo conozcan. Seguramente muchos millennials correrán a buscar a dicho personaje en Google.

Así entonces, deben dejar las marcas de ser tan cuidadosas y de seguir saliendo por la puerta fácil y comenzar a aventurarse a crear publicidad novedosa que sea más atractiva y que creadora de una recordación alta.

 

Sergio Anda
Acerca de Sergio Anda 10 artículos
Director Comercial en Semiósfera con 15 años de experiencia en investigación de mercados, psicólogo de profesión, orgulloso generación X, innovador constante, apasionado de los deportes, el ejercicio, amante de la playa y yogui en proceso.
Contacto: Twitter

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*