La inclusión del usuario como nueva forma de publicidad

Por Sheyla López.

Todas las marcas deben reconocer que la interacción con los clientes es de suma importancia para permanecer en la memoria de las personas, pues convertirse en la primera opción de compra es todo un reto que no basta con una campaña publicitaria.

En la actualidad, las distintas plataformas, las nuevas prioridades de los consumidores y los avances tecnológicos, orillan a las empresas a crear campañas innovadoras e interactivas donde los clientes formen parte del proyecto.

Una gran forma de atraer a las personas es a través de concursos o testimonios, donde la meta principal no sea un premio físico, sino lograr adaptarse a cualquier público para que pueda seguir el proceso con facilidad y no pierda interés.

Para esto, es necesario seguir dos puntos clave: el primero es ser reales, la interacción debe ser auténtica pues las actuaciones son percibidas como engañosas y falsas ya que no logran que el usuario se identifique con la marca.

En segundo lugar está convertirlo en un juego, ya que el usuario se divertirá en el proceso y tendrá el deseo de participar a pesar de que no exista un premio físico, pues la recompensa es poder ser parte del proyecto.

Tan sólo a nivel Latinoamérica las redes sociales consumen 8.6 horas de la vida diaria de los internautas, lo que significa que pasan más de un tercio del día navegado en diversos perfiles, según datos de ComScore.

Esto se traduce en grandes oportunidades de negocio que pueden culminar en ventas, pues al lograr que un hashtag se posicione dentro de los más populares o que el juego se convierta en tendencia dentro de los usuarios, la marca apela a la necesidad de pertenencia del cliente, donde este crea que no tiene más opción que sumarse al reto.

Para ejemplificar mejor esto podemos nombrar a Starbucks, quien logró que sus usuarios suban fotos de sus cafés a las diferentes redes sociales para que sus contactos sepan que consumen la marca, el premio aquí consiste en ser parte de un determinado grupo de personas, pues da un status al consumidor.

La empresa dedicada al café consiguió la aceptación del público al brindarles un plus en todas sus compras, pues generó experiencias únicas con algo tan sencillo como personalizar los vasos con el nombre de cada persona.

Así, la firma apeló a los sentimientos de los consumidores, pues lo que dice es que para su negocio, cada persona es única e importante, haciéndolo sentir valioso al grado de que postear la foto del café se convirtió en una actividad que sólo pueden hacer las personas que acceden al servicio.

Otro ejemplo puede ser Nike, cuya clientela comparte el calzado que utiliza en sus entrenamientos. Esto, además de mantener a la marca vigente en la mente de las personas, fomenta un estilo de vida saludable que se identifica con las nuevas metas del público.

Aquí, la empresa busca acercarse a los consumidores a través de los mismos objetivos, mantener un cuerpo saludable y en forma mediante el ejercicio, sin embargo, con sus aplicaciones apoya los entrenamientos de sus usuarios, donde estos pueden llevar un control de sus avances y decirle a otras personas qué artículos Nike utilizaron para poder llegar a su meta.

Es importante aclarar que la publicidad interactiva en redes sociales es un arma de dos filos, pues así como puede ser usada en favor de la marca, los usuarios la pueden implementar para compartir su descontento con algún producto o descalificarlo frente a la competencia.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*