LEGO Batman: una película tan divertida como compleja

Ciudad de México. – La última entrega cinematográfica sobre nuestro antihéroe favorito es tan divertida como compleja. Me explico. Pese a que se trata de una animación con los juguetes más vendidos en el mundo, realizada con unas ganas de burlarse de toda la historia del personaje, LEGO Batman: La Película nos muestra al Caballero de la Noche de una manera que ni el mismo Christopher Nolan nos lo mostró en su celebrada trilogía. Y no hablamos de su forma cúbica.

Como público ya estamos acostumbrados a que DC Comics nos muestre la psicología de sus superhéroes y la explicación de por qué un personaje tiene tal forma de ser y no otra; así que el archiconocido argumento de que Bruce Wayne/Batman es un hombre atribulado debido al asesinato de sus padres – un hecho que marcó su vida-,  ya queda por sentado en la película de Chris McKay, y no busca depender de esto para dotar de complejidad psicológica al personaje.

Lejos de eso, McKay retoma el rasgo quizá más obvio y obscuro de la personalidad del héroe de Ciudad Gótica: su soledad y su narcisismo para actuar siempre por su cuenta.

batman home

Es a través de la comedia que podemos ver lo triste que puede llegar a ser la existencia de Batman, de una forma que ni Burton, Schumacher o Nolan pudieron mostrar debido al grado de sobriedad con que retrataron al personaje en sus respectivas películas.

La soledad de Wayne es tanta, que vive ensimismado en su mundo egocentrista y minimiza o hasta nulifica sus relaciones interpersonales (pretende que no le afecta el hecho de que La Liga de la Justicia organice fiestas a sus espaldas y  logra herir los sentimientos psicópatas del Guasón cuando lo desconoce como como su archienemigo), al punto de no darse cuenta de que adoptó a Dick Grayson, otro personaje bastante traumado.

Si bien Lego Batman tal vez sea la película más divertida en la historia del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger, es también la que más expone sus vulnerabilidades y la evasión que significa el traje negro en la vida de Bruce Wayne.

Por otro lado, la vinculación entre LEGO y Batman supone un respiro en la forma que vemos al enmascarado. Sería impensable en un comic o en una película con actores verlo combatir contra un Lord Voldemort (el personaje de J.K. Rowling) o haciendo beatbox y air guitar, o burlarse de películas románticas. No podría asegurarlo, pero tal vez sea la primera vez que podemos ver reír a Batman.

Los niños quedarán encantados, pero los mayores morirán de risa con las referencias a las películas y series animadas anteriores de este superhéroe sin superpoderes.

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*