Los XV de Rubí, y otras historias de marketing viral

Por Mariana Mondragón

Antes que nada, debo aclarar que en este artículo hablaré de muchas cosas, ¡Wuuuuu!

Cada vez que inicio sesión en mis redes sociales, encuentro una nueva Lady o un Lord que invaden mi timeline con videos, memes, doblajes del video con el que serán famosos cinco minutos y un sinfín de información sobre ellos. ¡Hasta remixes!

Creo que este es el año en que más se hicieron y se viralizaron memes y videos. Y sí, nos hicieron pasar un momento agradable y divertido en comunidad, al punto de que nadie quiere faltar el próximo 26 de diciembre a los XV años de Rubí en La Joya, San Luís Potosí.

En las redes sociales nos dedicamos a compartir casi todo lo que pasa en nuestra vida diaria para estar más cerca de nuestros amigos, familiares y conocidos. Estas plataformas han tomado un papel tan importante en nuestro estilo de vida, que con base a las siguientes estadísticas podemos observar la gran la cantidad de información que se publica cada minuto en Facebook, Twitter  o YouTube.

Al día, los usuarios de Facebook comparten 2,460 000 de contenido entre videos, memes, y publicaciones. En Twitter se comparten 277, 000 veces. Los usuarios de Instagram colocan 216, 000 nuevas fotos y en YouTube se suben 72 horas de videos nuevos.

Los datos resultan impactantes, porque hablan sobre la situación que pasamos dentro de la sociedad, además del tipo de material que compartimos. Considero que el valor agregado que tienen estas plataformas es que nosotros como usuario, somos los protagonistas.

Debido a esto, es más fácil que las empresas observen nuestro comportamiento, para que puedan desarrollar estrategias de publicidad o de marketing. Sencillamente, Internet es el lugar en donde se encuentra la gran mayoría del target de las marcas.

A sazón de los contenidos virales es que ha nacido el marketing viral, nueva tendencia en estrategias. Sus estrategias se emplean en redes sociales, foros y blogs con el fin de lograr un reconocimiento con la marca, ya que estas plataformas permiten tener una cercanía directa con el público.

En el contenido que generamos en redes por lo general va de compartir aspectos personales, quejas sobre algún servicio, videos que provoquen felicidad, asombro, inspiración, sorpresa, conocimiento, desprecio, tristeza, nostalgia y miedo. Éste último material ha logrado obtener un gran impacto en los usuarios.

Pero, ¿por qué el contenido en redes sociales logra ser viral?

 

 

En mi experiencia como usuaria de redes sociales, considero que el contenido se vuelve viral porque tenemos la capacidad de crear, distribuir y tener un momento de fama. Como ya dije, nos volvemos protagonistas.

Tal vez no somos conscientes de que con una publicación o con un video podremos lograr un contenido viral que miles de personas puedan ver y compartir. Le damos más valor al contenido porque como espectadores creamos empatía con el usuario que lo publica, ya que es algo que le puede pasar a cualquiera, como tú o yo.

Los contenidos viralizados que dominaron fueron los videos. Ejemplo de ello es aquél que compartió Candance Payne con su máscara de Chewbacca, logrando 130 millones de reproducciones en 24 horas.

Fue el video mas visto en Facebook, y después de ser la mujer más reconocida, Payne fue contactada por empresas, programas de televisión y hasta el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. Esto demuestra que las empresas buscan aprovechar la situación para promocionar sus productos.

Un ejemplo de las estrategias de las empresas es la firma de automóviles Chevrolet Flosol, que aprovechó el momento de fama de Eduardo Arias, mejor conocido como “LadyWuuu”, quien logró obtener fama en tan sólo unas horas gracias a una entrevista que le realizó un programa de espectáculos en el cual declaró que era fan del grupo Menudo y soltó su famosa frase de: “Ay, muchas cosas ¡Wuuu!”

Chevrolet Flosol logró encontrar a Arias para regalarle un coche si lograba conseguir un millón de reacciones en Facebook hasta el 5 de diciembre. Tras el reto, que también se volvió viral con el apoyo de miles de usuarios, la presencia de Chevrolet Flosol también se viralizó.

Otro caso reciente es el video de Rubí y la invitación a sus XV años en San Luís Potosí, que se viralizó este fin de semana. La marca de condones Prudence decidió aprovechar el momento y presentó su línea de preservativos con el objetivo de promover la protección entre los invitados a dicho evento.

 

15284885_1294294820611802_3123234284535330566_n

 

Con esta nueva tendencia de “lo viral”, los protagonistas del contenido y las empresas pueden obtener muchos beneficios en tan solo unas horas, pero en el mundo de las redes sociales, que su función se basa en lo instantáneo, todo se vuelve efímero, ya que en un par de días serán sustituidos por otros miles de contenidos.

Lo malo de todo esto es que hay personas y empresas, protagonistas de estos contenidos virales, que pueden ser destruidas por comentarios de los usuarios.

Este articulo tiene como fin hablar de este divertido momento que nos hacen pasar los materiales virales, pero también de que debemos de tener control y responsabilidad del material que compartimos, porque con solo un clic podemos ganarnos un auto, o que nos destruya la opinión pública. ¿Tú qué harías con 5 minutos de fama?

 

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*