Principales diferencias entre Experiential Marketing y Shopping Experience

Los métodos experienciales representan algo más que beneficios comerciales: son el campo de oportunidad para generar lealtad a las marcas

Foto: ombushop.com

Por Pamela Redín.

La importancia de las experiencias radica en la capacidad emocional de los seres humanos, de ahí que los métodos de mercadotecnia se encaminen al desarrollo e implementación de éstas en diferentes formas, como es el caso de Experiential Marketing y Shopping Experience.

Durante el desarrollo de la experiencia, se involucran los sentidos y se desenvuelve una comunicación sensorial que propicia la vinculación de las personas con la marca; hacen sentir lo que no se puede sólo decir.

Sin embargo, las estrategias entre cada método delimitan los objetivos a cubrir, por ende las diferencias entre Experiential Marketing y Shopping Experience son puntuales si las analizamos adecuadamente:

Shopping Experience busca generar un ambiente adecuado para las personas, valiéndose de elementos sensoriales que los hagan sentir cómodos al momento de ejecutar la compra, con el objetivo de que el consumidor desee repetir el proceso una y otra vez ya que creará un buen recuerdo. La atención al cliente es parte determinante en este método, ya que influye de manera directa en cómo se sienten las personas al momento de la compra.

Ejemplo de Shopping Experience es Starbucks, la experiencia de comprar un café personalizado y la posibilidad de consumirlo en un lugar cómodo que te genera bienestar, provoca una experiencia reconfortante; no se trata del producto, ni del costo, se trata de cómo se sienten las personas al momento de comprar y consumir ahí mismo su café. Las personas no son completamente conscientes de los elementos sensoriales a los que están siendo expuestos y lo viven como una cotidianidad.

Por otro lado, Experiential Marketing ofrece un espacio para actividades con la marca entre personas, con el objetivo de experimentar poniendo alerta los sentidos; esto va más allá de apelar a la emoción o que el consumidor se sienta cómodo, se trata de generar un vínculo tan fuerte que provoque el amor y lealtad de las personas con la marca, busca humanizar y dotar de significados a lo que se está consumiendo. En este método el consumidor se hace consiente de la experimentación con la marca.

Comunicarse por medio de los sentidos es la principal característica que tienen en común Experiential Marketing y Shopping Experience, así como el hecho de enfocarse directamente a la experiencia del consumidor, sin embargo, la diferencia contundente entre ambos métodos se encuentra en el objetivo que cumplen.

¿Se puede generar Experiential Marketing al mismo tiempo que Shopping Experience? Sí, al cumplir diferentes objetivos ambos métodos pueden desarrollarse al mismo tiempo, es decir, mientras se está efectuando la compra o consumiendo el producto, se pueden desarrollar actividades en las que el consumidor se involucre de manera consciente con la marca sin dejar de estar expuesto a todos los factores sensoriales que provoca la tienda o los vendedores.

Lo cierto es que al momento de generar Experiential Marketing, éste siempre va a generar memoria emocional mucho más fuerte en las personas y quizá menguará el recuerdo de Shopping Experience. La razón es simple: experimentar la marca generará una relación de honestidad y valores entre marca y personas, mucho más significativo que pasar un rato agradable.

Finalmente, el tipo de campañas que hacen uso de experiencias logran generar lazos más estrechos con la marca, se consigue estar en la mente y vida de las personas de manera inconsciente, la necesidad de experimentación se encuentra en la naturaleza humana y está en las marcas generar dichas experiencias de manera creativa y significativa; los beneficios tangibles para las personas son limitadas, los emocionales e instintivos sin ilimitados.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Tu email no será publicado


*